martes, 5 de junio de 2018

Pedro Sánchez apostó... ¿salto al vacío?



Tras la transición más rápida de la democracia española (bastante joven para los tiempos europeos) tras la caída también más rápida de un gobierno del período, Pedro Sánchez Pérez-Castejón recibía (primero sin Biblia ni crucifijo) la jefatura del Gobierno del rey Felipe VI y se convertía en el séptimo desde la Transición (y el primero gracias a que defenestró al anterior con una moción parlamentaria de censura). Así, el líder del Partido Socialista Obrero Español alcanzó lo que buscaba hace tanto tiempo.

Pero lograrlo ¿fue un éxito de Sánchez y el PSOE? O, por el contrario, similar como le pasó a PPK en Perú, ¿fue la suma de los errores de Mariano Rajoy Brey y del Partido Popular: corrupción, medias verdades y muchas mentiras? Como escribí en “¿De Guatemala a Guatepeor?: La España de Pedro Sánchez” [El Deber, 02/06/2018], la corrupción sistémica de gran parte de la clase política española devino en forma de gobernar con falta de escrúpulos y transparencia, no sólo del Partido Popular sino también, entre otros, del PSOE (caso Malaya, los ERE, incluso Gürtel) y en Cataluña de Convergència Democràtica y su heredero PDeCAT, lo que ha provocado en gran parte de la población el desapego y descreimiento de la política y, de rebote, el surgimiento de propuestas suicidas como PODEMOS y su modelo chavista. La condena de la trama Gürtel (coimas y financiamiento partidario ilegal a cambio de contratos a precios inflados, como Lava Jato) incluyó al Partido Popular como «partícipe a título lucrativo» (convirtiéndose en el primer partido en el Gobierno condenado por corrupción) además de confirmar la contabilidad paralela e ilegal del Partido (la «caja B») y cuestionar la credibilidad de las declaraciones judiciales de Rajoy.
Más que una victoria de Sánchez y del PSOE, la censura fue la victoria de la mayoría del espectro político contra el PP y Rajoy (político inmovilista, indeciso y pusilánime) porque, aunque sacaron al país de la crisis que creció con la demagogia populista del anterior gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero (ahora garante de Maduro, el mismo que la vocera del PSOE describió, sin pudor ni memoria, de «esperanza y de ilusión»), no solucionaron problemas sociales ni combatieron la corrupción.

Sánchez tendrá graves retos, empezando por  Cataluña (el nuevo President, Joaquim «Quim» Torra i Pla, también juró el sábado, finalizando la aplicación del 155), deberá «pagar las deudas» políticas que ahora ha contraído (con PODEMOS y los nacionalistas las más difíciles) y gobernar en la necesidad de alianzas para cualquier decisión, porque España es una democracia parlamentaria y los socialistas sólo tienen 84 de 350 diputados (24%) y 62 de 266 senadores (23%), sus menores desde la redemocratización.

Entre sus retos estarán sobrevivir con la política de austeridad de la Unión Europea (la que siempre criticó), los muy altos niveles de deuda (cerca del 100% del PIB) y de desempleo (17,4%), entre los más altos de la UE y, aunque el crecimiento pronosticado (2,6%) es de los mejores de la región, tendrá que equilibrarlos todos para poder cumplir con una prometida redistribución económica. También deberá moderar las fuerzas centrífugas que desde Cataluña (pero no sólo desde ella) intentan desmembrar el país y convivir con sus dos peores enemigos: PP y PODEMOS. Las políticas que tome la nueva administración reducirán o reforzarán el continuo drenaje de votantes, los de centro hacia Ciudadanos y los de izquierda hacia PODEMOS; eso se comprobará en las próximas elecciones, otra incógnita a dilucidar.


Información consultada

https://es.wikipedia.org/wiki/Congreso_de_los_Diputados
https://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Demócrata_Europeo_Catalán
https://politica.elpais.com/politica/2018/06/01/actualidad/1527833707_590950.html
https://www.elconfidencial.com/espana/2018-06-01/mocion-censura-pedro-sanchez-presidente-rajoy_1572762/
https://www.elperiodico.com/es/politica/20180524/el-pp-primer-partido-condenado-por-corrupcion-6836906
https://www.libertaddigital.com/espana/2018-04-25/rivera-lo-hicimos-en-murcia-con-chaves-y-grinan-y-ahora-con-cifuentes-1276617686/

sábado, 2 de junio de 2018

¿De Guatemala a Guatepeor?: La España de Pedro Sánchez



El viernes, el Partido Popular entregó la jefatura del Gobierno al Socialista Obrero Español y su líder Pedro Sánchez Pérez-Castejón alcanzó lo que buscaba hace tanto tiempo.

¿Por qué se cayeron Mariano Rajoy Brey y su gente? Por la corrupción sistémica que, en buena parte de la clase política española, se convirtió en forma de gobernar. ¡Pero no es privativa de los Populares! No pocos dirigentes socialistas también hicierono gala de falta de escrúpulos y transparencia similares (caso Malaya, los ERE, la misma trama Gürtel que terminó de hundir a Rajoy) y no es necesario recordar las “maravillas” descubiertas de Convergència Democràtica de Catalunya y su heredero el Partit Demòcrata Europeu Català, por sólo citar de los más repetidos en medios.

Rajoy pasará a la historia peninsular como el escribano de provincias que logró liderar los Populares para después renegar de su antecesor (Aznar) y convertir el partido de uno de derecha moderno en otro socialdemócrata de derecha; también será el político del inmovilismo “porque sabía manejar muy bien los tiempos” y de la estrategia del avestruz, negando todo (la crisis de Cataluña y el actual desenlace son ejemplos de sus indecisiones).
Sánchez tampoco es un bendecido. Sus consignas bloqueadoras (el ¡No es No!) y su búsqueda del Poder a cualquier precio en 2016 uniendo Ciudadanos y Podemos y ahora recibiendo el apoyo de todos los nacionalistas e independistas extremistas, no son augurio de esperanzas, sobre todo luego del fatal paso de Rodríguez Zapatero por el cargo que ahora ocupará. 

Sánchez y Quim Torra i Pla llegan al poder simultáneamente. Esperemos ver qué pasará.

Información consultada

https://politica.elpais.com/politica/2018/06/01/actualidad/1527833707_590950.html